Usted está aquí: Inicio / Máster / Top manta. De la estigmatización al empoderamiento
Marca de ropa

Top manta. De la estigmatización al empoderamiento

Top Manta nace del Sindicato de Vendedores Ambulantes de Barcelona con la intención de crear su propia marca de ropa
Top manta. De la estigmatización al empoderamiento
Imagen: Miembros de Top Manta posando con sus productos. TOPMANTA.STORE

El concepto ‘Top manta’ nació en los años noventa y a principios de siglo XXI para referirse a aquellas personas que venden productos sobre una manta en zonas públicas y tienen facilidad para moverse de lugar y evitar posibles denuncias por parte de las autoridades, puesto que esta actividad es considerada ilegal.

Y es que, ‘Top manta’ ha sido utilizado principalmente por aquellas personas externas al colectivo de ‘manteros’ para referirse a ellos, principalmente, como un conjunto de personas homogéneo y perjudicial para las redes económicas locales. La realidad es que todos los veranos ocupan titulares. Especialmente en Barcelona, donde llevan varios años apareciendo y siendo acusados de destrozar los comercios de la ciudad con sus ventas al margen de la ley.

En este mismo lugar, en la Ciudad Condal, nace el proyecto ‘Top Manta’. Cerca de 300 vendedores ambulantes han creído necesario lanzar su propia marca de ropa en la que poder diseñar y confeccionar sus propios productos. Nació en el año 2017 cuando unos pocos jóvenes africanos, principalmente senegaleses, vieron una oportunidad de negocio.

Integrantes de Top Manta posan con sus productos. TOPMANTA.STORE

La marca Top Manta nace con un objetivo: mejorar la vida de los vendedores ambulantes y de toda persona migrante. En los últimos años la visibilidad ha sido mayor y también el número de adeptos a este proyecto. Tal ha sido el crecimiento que ha tenido Top Manta que han conseguido abrir un taller-tienda en el barrio del Raval de Barcelona donde confeccionan productos y allí mismo los venden. Así pues, también cuentan con su página web.

En el contexto actual es imposible, o al menos es ardua tarea, escribir una noticia sin mencionar la pandemia y sus dispares impactos. El Top Manta no se libra. Los vendedores ambulantes han sufrido como pocos los meses de confinamiento, en el que han visto reducidas sus ventas a la cifra de 0 euros. Todo esto sumado a la situación irregular en la que se encuentra la gran mayoría y que este mismo hecho les impide percibir ayudas socioeconómicas.

En estos meses Top Manta redirigió sus manufacturas hacia el ámbito sanitario. Fabricaron un total de 14.000 mascarillas y que fueron repartidas a comercios y residentes de este barrio barcelonés. Así pues, también lanzaron una campaña bajo el hashtag #RegulaciónYa, en la que pedían a las autoridades competentes una regulación para todos aquellos inmigrantes en situación irregular.

Miembros del Top Manta confeccionando sus propios productos. GUILLEM ANDRÉS

La creatividad ha estado y estará, tanto en sus productos como en la idea de negocio, sin perder la perspectiva social. La repercusión de la marca de ropa ha llegado incluso a personas con cierto renombre. Se pudo ver a Pedro Almodóvar lucir mascarilla marca Top Manta en el Festival de cine de Venecia.  Y es que estos chicos y chicas han conseguido pasar del ‘Top manta’ como estigma, al Top Manta como empoderamiento social.

Tipo: Noticia
Subtema: Otros temas
Territorio: España