Usted está aquí: Inicio / Máster / Entre lluvia se realiza la I Feria de Consumo Responsable en Valencia

Entre lluvia se realiza la I Feria de Consumo Responsable en Valencia

Viure, la promesa de un gasto consciente para un planeta mejor
Entre lluvia se realiza la I Feria de Consumo Responsable en Valencia
Imagen: Feria de Consumo Responsable, Plaza del Ayuntamiento. Fuente: propia

València. A pesar de las lluvias y el mal clima, el fin de semana pasado la Generalitat de Valencia realizó la primera versión de Viure, la Feria de Consumo Responsable en la Plaza del Ayuntamiento, donde productores, artesanos y empresas relacionadas con la ecología y la sostenibilidad ambiental se reunieron para la venta y promoción de dichos productos. 

La feria se concentró en ocho grupos: alimentación ecológica; textil (ropa reciclada, materiales sostenibles o fibras naturales); artesanía (cerámica, bisutería, plata, cristal, cuero, juguetes y bordado); jardinería (huertos urbanos); gestión de residuos; energías alternativas y movilidad urbana sostenible (medios de transporte eléctricos). 

Un evento que destacó no solo por su carácter ambiental, también fue una clara apuesta a la innovación valenciana. Muestra de ello son emprendimientos como Solarys Energy, una iniciativa que le apunta a creación de energía solar; ÉTIKA, un startup de cosmética natural que reafirma la necesidad de proteger la salud y el medio ambiente, Motos Eléctricas Valencia, como uno de los pioneros en movilidad sostenible y ecológica en la ciudad. Entre otros asistentes que de igual manera parten del principio del Zero Waste (residuo cero).  

 En su primera versión, Viure se encargó de llevar a cabo talleres y conferencias destinadas a todo público en el que se trataron temas relacionados con el consumo responsable, el impacto medioambiental,  la producción masiva de textiles, turismo consciente, comercio electrónico, moda sostenible, así como otras temáticas asociadas. 

En esta versión, el evento resaltó por la participación de organizaciones y grupos de investigación destinadas a la protección medio ambiental, como la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), quienes fueron los encargadas proporcionar el manual "Consumo ConCIENCIA", donde se explican alternativas para acceder a un estilo de vida sostenible. Como afirma en su taller, Ana Etchenique, su coordinadora y creadora “hay que salir de los hábitos de consumo actuales para ponernos a pensar lo que implica socialmente, éticamente y ecológicamente, y así lograr el cambio”. También, advierte que el verdadero costo del consumo irresponsable no es económico y que se da en términos de tierra, agua, aire y diversidad biológica. Por otro lado, Ana reclama la necesidad de un cambio no solo por el planeta, también recalca el derecho de las generaciones más jóvenes de vivir en un entorno saludable. 

Todo para dar respuesta a la problemática medio ambiental, que cada vez se acentua más. Según el Fondo Mundial Para la Naturaleza (WWF), en los últimos 50 años, la población humana ha aumentado, lo que ha propiciado el sobrecrecimiento urbanístico que ha generado un desplome en la biodiversidad del planeta y un consumo excesivo de los recursos del planeta. Lo que también ha producido la reducción desde 1970 de en un 75% del territorio terrestre libre de hielo, el 85% de las áreas humedales y la mayoría de los océanos contaminados, como advierte la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES). 

En concreto, la Feria parte de la base de una mejoría y  de la creación de una biocultura en la cual productores y consumidores han sido conscientes de esta problemática y se proyectan con base de los objetivos de desarrollo sostenible 2030. Creando un mercado de importancia mundial que en la última década se ha ido  incrementando.