Usted está aquí: Inicio / Máster / El pueblo saharaui alza su voz en Benimaclet
Guerra Sahara Occidental

El pueblo saharaui alza su voz en Benimaclet

Varios manifestantes a favor de la autodeterminación del Sahara Occidental se concentran en Benimaclet en un acto de protesta.
El pueblo saharaui alza su voz en Benimaclet
Imagen: Manifestantes enfrente de la Junta Municipal de Exposición

El pasado 21 de noviembre se celebró en Benimaclet una manifestación en apoyo del Frente Polisario organizada por parte de la Plataforma Valenciana de Solidaridad con el Pueblo Saharaui. Esta concentración fue convocada el jueves 19, a través de la plataforma twitter, con motivo de denunciar la violación del alto al fuego perpretado por el gobierno marroquí el 13 de noviembre. 

Aunque en un principio la protesta se encontraba ubicada en la plaza de Benimaclet, pronto la plataforma anunció que debido a razones de disposición de la susodicha plaza, ésta se veía obligada a trasladarse a la Junta Municipal de Exposición situada entre el centro de salud de Benimaclet y la parada de Vicent Zaragozá, donde se llevaría a cabo la manifestación. 

Viendo los antecedentes históricos, la disputa por la libertad del pueblo saharaui y la autodeterminación de este territorio, conocido como el Sáhara Occidental, no es una cuestión del siglo XXI, pues los orígenes de este conflicto se remontan a finales del siglo pasado. España, Marruecos y Mauritania fueron las tres naciones que ejercieron su poder y control en tierras saharauis con el beneficio final de la obtención de sus bienes materiales. Para evitar esta situación de explotación y ocupación del país saharaui y conseguir una ansiada autodeterminación, la excolonia española fundó en 1973 un movimiento nacional conocido como el Frente Polisario. De esta forma, el Sáhara Occidental consiguió firmar un alto al fuego en 1991 con el país marroquí. No obstante, a pesar de la retirada de Mauritania y España del territorio saharaui, Marruecos nunca optó por distanciarse, pues ha mantenido ocupado parte del territorio del Sáhara Occidental hasta el momento ya que este alega que el Sáhara forma parte de su territorio nacional.

El conflicto entre los marroquíes y los saharauis por el Sáhara Occidental se ha mantenido “desactivado” en estos 30 años de no consenso, pues, se trata de una disputa que ni siquiera la misma ONU fue incapaz de resolver en 1975 cuando España propuso realizar un referéndum al pueblo saharaui. La Naciones Unidas condenó dicha acción por parte de España y, al mismo tiempo, condenó también las ocupaciones de Mauritania y Marruecos sobre el Sáhara Occidental, lo que produjo un clima de confusión entre las cuatro naciones. Hasta el momento, la situación ha sido de una constante tensión entre el pueblo marroquí y el pueblo saharaui. Sin embargo, la llama ha vuelto a ser avivada recientemente.

El 13 de noviembre del presente año fuerzas militares marroquíes agredieron a civiles saharauis que mantenían una protesta de forma pacífica -desde el 21 de octubre- en la zona de Guerguerat, ubicada en el suroeste del Sahara Occidental fronterizo con Mauritania; de este modo, Marruecos quebrantaba el alto el fuego firmado en 1991 entre el reino alauita y el Frente Polisario, por esta razón el Ejército Popular de Liberación Saharaui (EPLS) respondió el mismo día con acciones militares contra bases marroquíes en el denominado “muro de la vergüenza” ubicado a (2.700 kilómetros) y que separa el Sahara Occidental ocupado por Marruecos del área controlada por el Frente Polisario. 

Los saharauis en Guerguerat habían bloqueado este “espacio ilegal” por donde vehículos marroquís exportan productos y hasta se trafica con drogas, por tal motivo algunos medios de comunicación dieron a conocer que tras la agresión los militares trabajaron en la construcción de un muro rocoso con minas antipersona en el paso fronterizo.

Ante este evento el pasado 15 de noviembre en Valencia tuvo lugar una concentración en la zona de Campanar frente al consulado marroquí, convocada por el Moviment d’Ajuda al Poble Saharaui (MoVAPS), la Asociación de Saharauis en Valencia Zemmur y la Plataforma Valenciana de Solidaritat amb el Poble Saharaui (PVSPS), la gente fue citada con el fin de denunciar la violación del alto el fuego por Marruecos; sin embargo algunos participantes en la manifestación pacífica ingresaron al mástil de la legación diplomática y de esta manera retirar la bandera de Marruecos y colocar la bandera saharaui

De manera inmediata, el Ministerio de Asuntos Exteriores español, la Embajada del Reino de Marruecos en Madrid y la Secretaría Autonómica para la UE y Relaciones Externas de la Generalitat Valenciana respondieron ante estos actos y condenaron la acción, a través de un comunicado que está publicado en la página oficial del Ministerio; siendo esta la primera vez que el Estado Español realizaba un comunicado de forma oficial respecto al conflicto a favor de Marruecos.

De este modo, se convocó una nueva manifestación para el día 21. La protesta se desarrolló con una duración aproximada de una hora (entre las 12 del mediodía y la 1 de la tarde), donde hubo desde cánticos tanto a favor de la liberación del pueblo saharaui como proclamas reclamando la puesta en práctica del referéndum de autodeterminación acordado en 1991. A lo largo de la concentración se vivieron dos momentos reseñables, un primer momento tuvo lugar cuando un grupo de manifestantes extendieron una bandera, aproximadamente de tres metros de longitud, del Sahara Occidental boca abajo, trasladando el mensaje simbólico de que el territorio necesita ayuda.

Pero sin duda el acontecimiento más reseñable de la manifestación ocurrió cuando una representante de la Plataforma Valenciana de Solidaridad con el Pueblo Saharaui se situó frente a la Junta Municipal y realizó un discurso hacia los asistentes, donde trató de resaltar el carácter pacífico del pueblo saharaui, el carácter ilegal de la ocupación marroquí, la violación del alto al fuego, la existencia de campos de refugiados, hizo un llamamiento a la resistencia frente a la invasión por parte de marruecos y, finalmente, agradeció a los españoles que se personaron su apoyo a la causa saharaui. Una vez terminó el acto los manifestantes se dispersaron sin mayores acontecimientos. 

Con todo, la concentración no consiguió atraer la atención de los medios, quedándose relegada a una manifestación ordinaria, reduciendo mucho su capacidad real de presión para que el gobierno intervenga en el conflicto; a pesar de haber reunido a una cantidad aceptable de manifestantes.

 

Tipo: Noticia
Subtema: Política
Territorio: Valencia