Usted está aquí: Inicio / Máster / El PP y el Consejo de Administración del Puerto de Alicante apuestan por la conformación turística de los enclaves alicantinos
El futuro del faro de Cabo de las Huertas (Alicante)

El PP y el Consejo de Administración del Puerto de Alicante apuestan por la conformación turística de los enclaves alicantinos

La sociedad civil alicantina se moviliza para intentar frenar la construcción de un restaurante tras conocer la futura licitación pública del faro a una cadena de restauración
El PP y el Consejo de Administración del Puerto de Alicante apuestan por la conformación turística de los enclaves alicantinos
Imagen: Cartel del Faro Cabo de las Huertas, Alicante.A

27/10/2020 - ALICANTE. En la política alicantina comenzamos a atisbar un debate organizado en torno a la polémica decisión de abrir un restaurante en el recinto del faro alicantino ubicado en el Cabo de las Huertas que ha movilizando a sociedad civil y partidos políticos. La lucha por el futuro del faro se ha convertido en un símbolo al que subyace el hecho de que los alicantinos quieren decidir. 

Atendiendo a los hechos, los vecinos reclaman al alcalde poder elegir entre la profundización en el modelo de paraíso turístico en que se ha convertido la ciudad actualmente con las consecuencias económicas que esto conlleva (por lo general, una demanda de trabajo estacional y precario) o conseguir establecer una conversación de la sociedad con el entorno en el que se desarrolla. Tratando de armonizar la protección del medioambiente local y la apertura del patrimonio común al público en general. 

Tanto el PP alicantino, como la figura encarnada en el currículum vitae de Gisbert de alto directivo financiero en la CAM (con la cartera llena de capital social) que gracias a su trabajo consiguió establecer relaciones privilegiadas con HANSA urbana S.A (la principal empresa urbanística de la ciudad en la década de los 90) encajan como representantes de los intereses de la "alta sociedad" alicantina. Gisbert y Barcala tienen bajo su control una mina todavía por explotar económicamente. Unos intereses basados en el modelo económico del boom inmobiliario, la especulación financiera y en hacer el agosto en el sector servicios por otra parte ya hegemónico en la costa de la ciudad de Alicante. 

Frente a esta propuesta de ciudad encontramos una sociedad civil que reclama un cambio en los espacios públicos para orientarlos hacia una finalidad pedagógica que permita restablecer el diálogo de la ciudadanía con el entorno en el que vive en lugar de profundizar en el modelo de especulación urbanística que ha destruido gran parte hábitat natural de la zona. La apuesta de los vecinos y vecinas es clara contra la privatización de este enclave alicantino #salvemoselfaro. (35)

 recogida de firmas en change.org para frenar la privatización

Nada apunta a que Luis Barcalael primer edil del ayuntamiento de Alicante, y Juan Antonio Gisbert, el presidente de la autoridad portuaria de la ciudad no vayan a seguir adelante con su plan de licitar en concurso público el recinto del faro a cadenas hosteleras, ahora bien el Ayuntamiento es quien tiene la última palabra. Otras formaciones políticas como Unides Podem a través de las redes sociales ya han interpelado a Barcala recogiendo este guante.

A raíz de esta clara apuesta por la privatización que profundizará más en el modelo turístico hegemónico, de bajo valor añadido y con escasos efectos arrastre en la economía en la costa alicantina, las demandas sociales no han tardado en llegar a la política local. En la sociedad alicantina encontramos colectivos organizados como la Asociación de Amigos de Humedales del Sur (AAHS) que presentará alegaciones contra el proyecto y vecinos activos en redes sociales organizados espontáneamente en torno a la defensa de este enclave natural frente a los intereses del puerto y el Ayuntamiento de Alicante. Una sociedad civil alicantina activa y comprometida en la participación en la toma de decisiones que afectan a la distribución de nuevos espacios para la ciudadanía. Debe ser un faro hermoso pero los alicantinos no lo sabemos dado que no ha habido posibilidad de visitarlo, contra el uso privativo del patrimonio común #salvemoselfaro.

Tipo: Noticia
Subtema: Sociedad
Territorio: Alicante