Usted está aquí: Inicio / Máster / “Leonor. El futuro de la monarquía renovada” o cómo no hacer propaganda.
Documental

“Leonor. El futuro de la monarquía renovada” o cómo no hacer propaganda.

La plataforma Amazon Prime estrena esta semana un documental producido por la revista “Hola!”, centrado en la princesa Leonor.
“Leonor. El futuro de la monarquía renovada” o cómo no hacer propaganda.
Imagen: Portada del documental "Leonor. El futuro de la monarquía renovada". Fuente: Revista "Hola!"

Me encontraba ayer noche navegando por el catálogo de Amazon Prime Video, cuando tropecé con esta joya titulada “Leonor. El futuro de la monarquía renovada”. Tanto la portada como el tema que presentaba me resultaron intrigantes, así que decidí darle una oportunidad a esta producción audiovisual, y la verdad es que tengo sentimientos encontrados alrededor de esta cinta, pues por un lado me arrepiento profundamente de haber perdido parte de mi valioso tiempo con un documental tan mal producido; pero por otro lado, confieso que me he reído más de una vez con lo que he visto dentro del relato que me ha presentado, aunque no por mérito de la cinta.

Así pues, procedo a hablar de “Leonor. El futuro de la monarquía renovada”. Se trata de un documental con una duración aproximada de una hora en el que se presenta la figura de la princesa Leonor al público, tratando de mostrarla de un modo más cercano al pueblo llano, salvo que a excepción de treinta segundos repartidos a lo largo de todo el metraje, lo que nos vamos a encontrar son imágenes de archivo que cualquier persona con una televisión ya habrá visto, produciendo de este modo un efecto de “ya se ha visto” con todo lo que te está presentando el documental, haciendo que a los pocos minutos de empezar a verlo resulte redundante y dilatando así el tiempo.

Aunque no es lo único que hace parecer al documental redundante y dilatado en el tiempo, porque si entramos en el contenido mismo de la cinta, para durar una hora, tiene muy poco contenido. Quiero decir, el metraje gira alrededor de tres conceptos clave: la princesa Leonor es la monarca más preparada de España, puede no parecer simpática porque es tímida, pero realmente es simpática, divertida y agradable; y finalmente, la princesa Leonor lleva una gran carga sobre sus hombros por ser princesa, ya que se encuentra sola la mayor parte del tiempo. Es decir, tópicos que ya han sido expuestos en más de una ocasión y que el espectador conocerá a poco que consuma programación televisiva.

Me resulta fascinante como con tan poco contenido se es capaz de “construir” una hora de relato, y pongo construir entre comillas porque el montaje de este documental es simplemente nefasto. El metraje carece de estructura, pues se encuentra dividido en pequeños fragmentos puestos aleatoriamente con títulos tales como “Familia real y familia normal” o “hermana y amiga” entrelazados por testimonios de algunos periodistas reconocidos del panorama español tales como Ana Rosa Quintana o Carmen Remírez de Gamuza, entre otros, los cuales se encargarán de ser la voz del documental y de repetir los conceptos expuestos a lo largo de toda la cinta.

En definitiva, el documental se convierte a lo largo de su duración en un elemento soporífero que no ofrece nada nuevo al espectador, repitiendo los mismos conceptos que ya se han encontrado a lo largo de las miles de tertulias televisivas. Sirviendo de este modo como una ventana para que la familia real pueda enviar mensajes que traten de blanquear su propia imagen de cara al público, como es el caso del Rey Juan Carlos, a quien le dedican unos minutos para pedir a la población que perdone al monarca por sus errores para que así Leonor pueda tener un abuelo y un consejero; o el caso de la infanta Cristina, quien argumentan que debe volver a entrar en el círculo de la familia real porque al parecer mantiene una estrecha relación con la princesa y ha sido quien la ha cuidado cuando sus padres no podían hacerlo.

Personalmente, a los veinte minutos de metraje creía que ya había visto toda la hora del documental, aunque para mi desgracia no era así. Resulta un elemento de propaganda bastante inefectivo al no presentar ningún concepto nuevo, ni imágenes exclusivas, ni entrevistas propias con la familia real, dándole un sello distintivo o algún aspecto que dote de profundidad una pieza audiovisual que deja mucho por contar y solo puede calificarse, en el mejor de los casos, de mediocre.

Tipo: Noticia
Tema: Cultura
Territorio: España
archivado en: , , ,