Usted está aquí: Inicio / Grupo B / Halloween de John Carpenter, el espejo del cine de terror

Halloween de John Carpenter, el espejo del cine de terror

La película por excelencia de asesinos en serie es un ejemplo a seguir dentro del mundo cinematográfico de horror
Halloween de John Carpenter, el espejo del cine de terror
Imagen: Título inicial de Halloween de John Carpenter de 1978. Fuente: espadaypluma.com

Halloween de John Carpenter fue estrenada en cines en 1978 y marcó un antes y un después en el cine de terror. La película independiente se ha convertido en un hito para los fans de lo terrorífico y supone a día de hoy uno de los mayores clásicos del género

Un niño de 6 años asesina a su familia la noche de halloween y es internado en un hospital psiquiátrico, de donde escapa 15 años más tarde para continuar con su legado del terror. La película está protagonizada por Jamie Lee Curtis y por Nick Castle en el papel de Michael Myers, el asesino de la máscara

Jamie Lee Curtis y Nick Castle en una de las escenas de la película

El film de Carpenter no fue solo una producción más en el cine de terror sino que fue la película que asentó y rentabilizó las bases de un subgénero con el que hasta entonces se había estado innovando, el slasher. El género slasher es un subgénero de terror que nace en 1932 sin todavía ser considerado como tal en las películas Thirteen Women de George Archainbaud y Old Dark House de James Whale.

A raíz de éstas, el slasher encuentra sus bases en dos históricas films de terror, Psicosis de Alfred Hitchcock y Peeping Tom de Michael Powel en 1960, cuyas tramas contienen los elementos característicos del género: un asesino psicópata, un arma blanca y un grupo de jóvenes al que asesina, elementos que retoma Carpenter en 1978 para la creación de Halloween. En la película se encuentran varias similitudes con Psicosis, pues Hitchcock convierte al espectador en asesino en la escena de la ducha así como Carpenter sitúa al público en los ojos de Michael Myers en la mítica primera escena. 

No podemos hablar de Halloween sin mencionar su banda sonora. Sin embargo, Carpenter en un inicio decidió no poner música alguna debido a la escasez del presupuesto que disponían para la película. Tras las críticas recibidas en los primeros pases del film, el director compuso la famosa melodía en apenas 4 días, dejando claro, una vez más, la brillantez del polivalente director

Michael Myers sujetando un cuchillo en el film

Halloween fue la primera de una larga lista de películas de la época dorada del slasher durante los 80 que consiguió recaudar 47 millones de dólares en Estados Unidos con un presupuesto inicial de 300.000 dólares, todo un mérito para una película escrita en diez días y filmada en veinte.

Las imitaciones posteriores al filme repetían una y otra vez la misma historia central, un asesino traumado persigue y mata a adolescentes cuya realidad gira entorno al sexo y a las fiestas, pero siempre hay una en el grupo que sobrevive, en la industria se le llama la final girl, que es la representación de lo puro y lo correcto. Esto provocó una decadencia del género hacia los 90 que terminó cuando a finales de esta década aparecen nuevas tramas slasher y continuaciones de las clàsicas, Scream: vigila quién llama de Wes Craven en 1996 o Halloween H20: 20 Years Later de Steve Miner en 1998, una de las continuaciones del film de Carpenter.

La saga Halloween ha continuado hasta ahora y su protagonista psicópata aún ronda los cines esperando para salir a la gran pantalla con una nueva pero similar historia a las anteriores que aún sigue enganchando a los más fieles del terror. El propio Carpenter anunciaba en su Twitter: “The saga of Michael Myers and Laurie Strode isn't over”, dando a entender a sus fans que todavía quedan dos películas más de la saga: Halloween Kills y Halloween Ends, previstas para 2020 y 2021 respectivamente, siempre y cuando la pandemia no retrase el estreno.