Usted está aquí: Inicio / Grupo B / El ceramista que ha expandido la cocción a leña por la Comunidad Valenciana
Arte-Cerámica

El ceramista que ha expandido la cocción a leña por la Comunidad Valenciana

El ceramista Jaime Romero ha construido 28 hornos de leña y ha realizado más de 130 cocciones con esta técnica
El ceramista que ha expandido la cocción a leña por la Comunidad Valenciana
Imagen: Jaime Romero cuece piezas de cerámica en su horno de leña

VALENCIA - 11/11/2020. La cerámica es uno de los sectores más importantes de la industria valenciana desde hace muchos años y ciudades como Manises, que ha llegado a tener 80 fábricas funcionando, son un ejemplo de ello. Asimismo, en la Comunidad Valenciana se encuentran las principales empresas de cerámica de España. Actualmente los hornos eléctricos o de gas son los más utilizados para realizar cocciones pero todavía hay profesionales que siguen prefiriendo el horno de leña.

Jaime Romero Tramoyeres, ceramista valenciano, entró en 2005 en La Escola d’Art i Superior de Ceràmica de Manises (EASC) y realizó el ciclo superior de cerámica artística. Posteriormente, cursó el ciclo superior de pavimento y revestimiento en el mismo centro y dio por terminados sus estudios en 2011. A partir de ese momento, empezó a  hacer piezas de alta temperatura y a investigar con esmaltes de cenizas, todo esto sin abandonar la cerámica tradicional y la construcción de hornos de leña

El ceramista decidió empezar a cocer a leña, renunciando a otros métodos como a la cocción en hornos eléctricos o de gas, por los efectos particulares que se producen en las piezas como marcas de llama o esmaltados naturales de cenizas y también por la idea de participación activa en el proceso de cocción. 

foto 1Jaime Romero alimenta el fuego de su horno de leña en una cocción

En este sentido, Romero ha asegurado a uValencia lo siguiente: “Mientras que en un horno de leña el ceramista  tiene que estar controlando constantemente la cocción para que no baje la temperatura, en un horno eléctrico el ceramista está excluido de este proceso, la máquina realiza todo el proceso”. 

En concreto, Romero define la cocción a leña como “un proceso imprevisible dentro de unos márgenes controlados”, debido a que se caracteriza por tener muchas variables que no se pueden controlar, como por ejemplo la climatología. De este modo, “quien  tiene la última palabra en una cocción de leña siempre es el horno”.  

A través de este método, se obtienen piezas únicas, ya que sus efectos decorativos no se pueden repetir a causa de  todas las variables que intervienen en la decoración. “Esta es una de las razones por las que estas piezas resultan tan atractivas”, declara Romero en uValencia.

foto 2 Piezas de Jaime Romero cocidas con un horno de leña

En la Comunidad Valenciana hay muy pocas personas que practican la cocción a leña debido a que en este tipo de cocciones hay una gran cantidad de piezas que se malogran. Esto se debe a que las piezas se pueden pegar con el esmalte o pueden agrietarse por el exceso de llama, según ha comentado Romero al diario. 

Con el objetivo de vivir de la cerámica, a parte de realizar cursos y construir hornos, con lo que puede llegar a ganar alrededor de 1000 euros por trabajo, Romero también imparte clases de cerámica en la Escuela de Artes Plásticas de Alzira y el Centro Social del Grao. No obstante, a causa de la pandemia, el ceramista ha tenido que suspender los cursos que tenía programados, lo que ha limitado en gran medida sus ingresos.

Por otro lado, cabe destacar que  Romero es socio y miembro de la directiva de la Asociación Nacional de Profesionales de Cerámica (ANPEC), cuya función es dar difusión a la actividad cerámica y ayudar a los socios a promocionar sus productos a través de exposiciones o cursos online. Gracias a esta asociación, antes de la pandemia el ceramista pudo realizar exposiciones colectivas con las que dio a conocer sus obras. 

Por lo que respecta a las opiniones que tienen otros miembros de ANPEC sobre las técnicas que emplea Romero, Carmen Marco, presidenta de la asociación, afirma a uValencia que las cocciones de leña son muy complicadas de controlar pero que los resultados son increíbles. Por su parte, Pepe Royo, miembro de la asociación, considera la cocción a leña como la sublevación de la cerámica y a Romero como uno de los mejores de España desarrollando esta actividad, según ha declarado al diario.