Usted está aquí: Inicio / Grupo B / China tiene retenidos a tres millones de musulmanes uigures en “campamentos de reeducación” desde 2016
Actualidad y política en China

China tiene retenidos a tres millones de musulmanes uigures en “campamentos de reeducación” desde 2016

La aparición de documentos filtrados arroja luz sobre la pésima situación en la que viven los uigures encerrados en los campamentos chinos
China tiene retenidos a tres millones de musulmanes uigures en “campamentos de reeducación” desde 2016
Imagen: Grupo de uigures en uno de los "campamentos de reeducación"

Los uigures son una etnia musulmana que vive mayoritariamente en Sinkiang, una región autónoma de China.

Esta etnia se encuentra en el punto de mira del gobierno central de China porque asegura que realizan conspiraciones terroristas y promueven campañas separatistas.

 

En 2015 un satélite captó imágenes de una área deshabitada a pocos kilómetros de Dabancheg, pero la situación cambió en 2018, cuando se obtuvieron de nuevo imágenes del mismo lugar, pero esta vez con instalaciones de seguridad y torres de vigilancia.

Un panel de derechos humanos de las Naciones Unidas, respaldado por un informe creíble, acusó al gobierno chino de tener detenidos a uigures en campos de reeducación.

Sin embargo, un representante del Comité Central del Partido Comunista de China desmintió la afirmación.

No obstante, cuando aparecieron las primeras evidencias de estos campos y no se podían seguir escondiendo, el gobierno chino se defendió justificando que se trataban de campamentos de reeducación voluntarios para uigures que fueran sospechosos de terrorismo.

 

Ya se tenía constancia de las condiciones en las que se encontraban los uigures en los campamentos de reeducación; es por ello que despertó la preocupación de la ONU, llegando a pedir la liberación de los musulmanes arrestados.

 

 La alarma saltó cuando la BBC consiguió unos documentos donde se encontraban evidencias de una persecución activa en Pekín de las prácticas naturales de las creencias religiosas tradicionales.

El documento contenía información íntima de la vida cotidiana de algunos uigures, como la ropa que usan, cuantas veces rezan al día o el comportamiento de algunos familiares.

Gracias a este nuevo hallazgo y a las declaraciones de los musulmanes que han podido salir de estos campamentos de reeducación, países como Francia, Japón y EE. UU. declararon que estas prácticas eran inhumanas y que iban a tomar medidas contra China.

 

Tipo: Noticia
Subtema: Sociedad
Territorio: Mundial
archivado en: , , ,