Usted está aquí: Inicio / Grupo A / Recorre los sabores del mundo sin salir de València
RUTA GASTRONÓMICA

Recorre los sabores del mundo sin salir de València

'uValencia' realiza una ruta gastronómica durante un día para descubrir nuevas experiencias culinarias de otros países en el propio ‘cap i casal’
Recorre los sabores del mundo sin salir de València
Imagen: Guía ilustrativa de los destinos gastronómicos :: MARINA POMAR

10/12/2020 - VALÈNCIAMás allá de los conocidos platos de pasta, pizza o sushi, existe una variedad más amplia y desconocida en lo que a comida internacional se refiere. Con la crisis del coronavirus todavía vigente que dificulta los desplazamientos alrededor del mundo, uValencia realiza un recorrido por algunos de los restaurantes internacionales de la ciudad para poner en el foco mediático nuevas culturas, ingredientes y sabores menos conocidos hasta ahora y que albergan una pequeña representación en València.

PARA EMPEZAR EL DÍA 

Al lado del Mercat Central de València, rodeado por la Lonja y la clásica calle de María Cristina, se encuentra un pequeño espacio dedicado a la comida latina. La primera parada de este viaje gastronómico se da en Central Rico Latin Food, un local ambientado al ritmo de salsa que concentra platos típicos de 9 países de América Latina como Colombia, Argentina, Bolivia o Venezuela. 

Los desayunos de esta zona se caracterizan por ser salados, incluso a veces se acompañan con arroz o sopa, “ideales para las mañanas de resaca” bromeaba Camila, dependienta del local.

Siguiendo las recomendaciones de Camila, las dos opciones seleccionadas para este desayuno internacional y más representativas de latinoamérica son: la Salteña, una empanada boliviana rellena de aceitunas, huevo y pollo, y la arepa de maíz dulce con queso

De la primera, sorprende su relleno jugoso de color amarillo que consigue crear un sabor potente pero con coherencia. La arepa en cambio, cuyo origen se rivaliza entre Colombia y Venezuela, puede resultar más atractiva para aquellos que se decantan por el dulce en la primera comida del día. Su masa es más fina que la de las arepas tradicionales –similar a lo que aquí se conoce como crep– y excepcionalmente dulce, pero el conjunto queda equilibrado gracias al relleno salado del queso.

Imagen: Establecimiento Central Rico Latin Food :: MAR VIGUER

 

UN BOCADITO DE MEDIA MAÑANA 

Sin salir del casco histórico de la ciudad, convive entre los puestos más tradicionales del Mercat Central, un pedacito de Oriente Medio: Afandi Delicias del Sultán. De los múltiples platos tradicionales a la venta en este establecimiento, Rami –encargado del puesto– seleccionó para uValencia, a modo de degustación, algunos de los productos y sabores más simbólicos de la zona, como el kibbe que se elabora con trigo, carne y especias.

Rami sorprende a sus clientes con la paradoja del mujasan, que a pesar de significar “calentito” en árabe, se debe comer frío para preservar la acidez de su salsa de granada. El falafel es otro de los pequeños aperitivos que Rami ofreció a uValencia, unas croquetas aptas para veganos donde el garbanzo y el perejil obtienen gran protagonismo. Ambos productos, mujasan y falafel, son un tentempié diferente con el que conocer algo más de la cultura caucásica.

¡QUÉ FESTÍN DE POSTÍN!

Siguiente parada, Birmania. En la planta baja del Mercado de Colón se encuentra Ma Khin Café, restaurante del reconocido chef Stephen Anderson, que nombró el restaurante en honor a su bisabuela birmana Ma Khin. 

La estancia emplaza una atmósfera tropical con lámparas de mimbre, jardines verticales y luz tenue al ritmo de Amy Winehouse. Su cocina abierta ofrece a los clientes una experiencia inmersiva que permite observar la técnica y el funcionamiento de una cocina profesional.

Steve, como se hace llamar, reconoció a uValencia que su interés por la comida asiática vino de parte de su madre y de su abuela, pero se formó a través del trabajo en un restaurante de Londres, de leer, de viajar y de comer. 

Seu Xerea  fue su primer restaurante inaugurado en València en 1996, de comida fusión asiático-mediterránea. “Era fusión, pero conforme me iba haciendo más valenciano, notaba que la cocina era cada vez más mediterránea”, subrayó Steve, a lo que añadía que esa fue la razón por la que fundó Ma Khin en 2014, para abrir un local especialmente dedicado al sudeste asiático.

El estilo culinario de Steve –quien participó en el programa de televisión Masterchef Celebrity 4– fusiona la gastronomía de todo el sudeste asiático, con la que el chef mantiene vínculos familiares. Así se ve reflejado en los platos que ofrece en su carta, hechos “despacito” como la abuela de Steve repetía al chef. Tanto es así que la frase “despacito sale bien” o “going slowly, coming nicely” se ha convertido en el alma del restaurante. 

Pero si hay un producto que solo existe en Birmania, ese es el té fermentado que se mezcla con guindilla y se utiliza fresco como un elemento en la cocina –no para infusiones–. Steve confesó que ha intentado usar el té verde como sustituto pero no se consigue el resultado esperado. Sin embargo, sí que trabajan con otros fermentos asiáticos como el kimchi coreano o el arroz fermentado ya que, según explicó a este medio, “es una línea que queremos desarrollar mucho más, porque es característica de la cocina asiática y muy buena para la salud macrobiótica”.

De los platos que actualmente se encuentran en la carta de Ma Khin Café, las samosas de acelgas y queso sorprenden con su presentación, y las diferentes texturas del interior alcanzan su máximo exponente cuando las acompañas con la raita de melocotón asado. Otro entrante que merece especial mención es el bao de panceta con salsa chair sue. El popular “pan” cocinado al vapor mantiene su textura originalmente esponjosa; la panceta le sigue con un sabor suave, sin excesiva presencia, y el pepino le da un toque fresco y crujiente que rompe con la melosidad del plato. El plato estrella a juicio de uValencia es el cordero tandoori con raita de berenjena. Se sirve todavía humeante con un emplatado atractivo que consigue descubrir sensaciones nuevas al comensal con sabores diferentes que quedan totalmente integrados gracias al arroz blanco. 

Imagen: Interior del restaurante Ma Khin Café :: MAR VIGUER

PARA REPONER FUERZAS 

El té siempre es una buena opción a modo de digestivo para relajar el estómago y entrar en calor. En La Kasbah, una tetería con música actual y ambiente festivo, disponen de 48 variedades diferentes de té que puedes acompañar con una shisha, al más estilo marroquí. El mil y una noches –mezcla de té verde sencha, te negro de girasol, flor de jazmín y aroma natural– y el rubí de granada –té negro, granos de granada y frambuesa, flor de cartamo, pétalos de rosa y aroma natural– son dos de las apuestas más populares. 

ÚLTIMA PARADA

El día termina con una visita a las islas griegas, ese paraíso helénico que integra rasgos de la cultura asiática y mediterránea en su gastronomía. En una terraza al final de la calle Conde de Almodovar y con vistas a la Catedral de València se esconde un rinconcito con el que viajar a Grecia a través de sus platos: Kuzina

Para empezar, el equipo de uValencia recomienda tres salsas: melitzanosalata, fava de Santorini y tzatziki, unos mezes –platos pequeños para compartir–  que integran los productos más emblemáticos de la cocina griega como la berenjena, los guistantes amarillos y el yogur. Estos dips, para untar con pan de pita, sirven como calentamiento para recibir el siguiente plato: la kolokithakia. Esta finísima tempura de calabacín que se acompaña de salsa tzatziki, consigue hacer de un plato simple un gran acierto.

La mezcla de influencias mediterráneas y orientales se hace perceptible con la ntolmadakia, que junta las hojas de parra con arroz y especias, una receta que se distingue de la cocina europea habitual. Las especias también están muy presentes en la carne y son un ingrediente esencial del soutzoukakia, similar a las albóndigas con tomate pero a las que el comino, el perejil y el orégano le dan su sabor inconfundible.

El broche de oro con el que cerrar este viaje es un dulce típico de este territorio: el baklava, un postre original de Damasco, pero muy popular también en los países colindantes. En Kuzina sirven dos variedades, la tradicional –pasta filo rellena de pistacho con miel– y la vanguardista, que sustituye el pistacho por chocolate. 

 

Té rubí de granada
Té rubí de granada
Salteña y arepas
Salteña y arepas
Mezes y ntolmadakia
Mezes y ntolmadakia
kolokithakia
kolokithakia
Baklavas de pistacho y chocolate
Baklavas de pistacho y chocolate
Bao de panceta con salsa chair sue
Bao de panceta con salsa chair sue
Cordero tandoori con raita de berenjena
Cordero tandoori con raita de berenjena
Samosas de acelgas y queso
Samosas de acelgas y queso
Soutzoukakia
Soutzoukakia
Kibbe y falafel
Kibbe y falafel
Tipo: Noticia
Tema: Cultura
Subtema: Otros temas
Territorio: Valencia