Usted está aquí: Inicio / Grupo A / Productos artificiales vendidos como ‘artesanos’
Publicidad- engañosa

Productos artificiales vendidos como ‘artesanos’

El 80% de los alimentos que se presentan como caseros en los comercios son realmente industriales
Productos artificiales vendidos como ‘artesanos’
Imagen: Rafael Frechina junto con otro de los trabajadores de Dulces Castillo elaboran artesanalmente empanadas :: Lluna Bartual

20/10/2020- VALÈNCIA. Entre los productos más buscados por los consumidores siempre se encuentra la comida artesana. Sin embargo, muchos de los alimentos que se esconden tras este calificativo son elaborados en factorías o incluyen en su composición ingredientes artificiales.

La comida de quinta gama es un modelo de negocio cada vez más popular en los comercios. Los restaurantes ofrecen a los clientes alimentos precalentados y listos para servir en el plato. Muchos de ellos ocultan esta información y presentan esta clase de comida como “platos artesanos”. Los comercios competidores consideran que esta estrategia de marketing es una manera de realizar competencia desleal a los demás comercios, ya que necesitan condiciones especiales, los precios se encarecen y el tiempo invertido en la elaboración es mayor. La trabajadora de una de las franquicias de Panea presentó a uValencia sus productos como alimentos de 'quinta gama' y propuso que se otorgaran subvenciones a los comercios artesanos.

Este diario ha querido evidenciar algunos de los muchos productos que, pese a presumir de ser artesanos, son realizados mediante producción en cadena

LOS MANOLITOS

Los cruasanes de mantequilla conocidos como ‘manolitos’ eran populares en toda España por su fabricación artesanal. El secreto de los cruasanes vendidos en Pastelerías Manolo fue concedido a la empresa Manolo Bakes, fundada por el hijo de su propietario. Eldiario.es desveló en 2019, sin embargo, que la empresa Europastry distribuía estos productos, una vez realizados, para su posterior venta. La encargada de una de las franquicias de Manolo Bakes ha asegurado a uValencia que sus productos son artesanos pero que “están ultracongelados porque sería inviable hacer la cantidad de manolitos que se tienen que vender en un solo día”.

CROQUETA Y PRESUMIDA

Las croquetas son el producto estrella cuando se habla de comida casera. La mayoría de las familias optan por comprarlas ya preparadas y casi listas para servir. Croqueta y presumida es una de las muchas empresas que venden este tipo de productos y los presentan como 100% artesanos. Al analizar una de las fichas técnicas que explican la fabricación de cada croqueta, se puede encontrar aditivos, emulgentes y conservadores entre sus ingredientes. El dependiente de una de sus franquicias confesó a uValencia que su oferta era  “más o menos artesanal dentro de que no pueden producir 100.000 croquetas a mano”, tras asegurar que los ingredientes que se utilizan son naturales.

OTROS PRODUCTOS 

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el pan de molde, las rosquilletas o las natillas son otros de los elaborados a los que se debe prestar especial atención cuando hablamos de su producción artesana, ya que se suele omitir el calificativo “preparado”. ¿Cómo podemos identificar, pues, cuáles son los productos realmente artesanos? En su etiqueta se destacan con un sello identificativo los alimentos realmente artesanales de Especialidad Tradicional Garantizada (ETG), de Indicación Geográfica Protegida (IGP) y aquellos cuya artesanía haya sido garantizada en su Comunidad Autónoma. 

También se pueden encontrar establecimientos que se caracterizan por su producción menestral y de verdad cumplen con ese criterio:

DULCES CASTILLO

“Me parece competencia desleal y un timo” opinó Rafa Frechina sobre la ‘falsa artesanía’.

Las pastelerías tradicionales siguen estando presentes en muchas de las calles de las ciudades y los pueblos de España. Es el caso de Dulces Castillo, una pastelería que lleva tres generaciones vendiendo productos hechos a mano, ya que para ellos el término artesano significa “elaborar algo desde el principio hasta el final sin que esté todo automatizado”, tal y como asegura su propietario Rafa Frechina.

Soloartesanas SOLO ARTESANAS

Solo Artesanastal y como su nombre indica, vende cervezas relizadas a mano con ingredientes naturales. De hecho, ofrece la posibilidad de realizar cervezas propias proporcionando los ingredientes y útiles necesarios. El equipo de Solo Artesanas explicó a uValencia que su trabajo consiste "en la distribución pero no en la elaboración". Sin embargo, la empresa cuenta con un gran número de clases de cervezas artesanas que provienen de la producción de diversos maestros cerveceros como Jorge, alquimista de Cervezas Altahia.

Publicación de la etiqueta de una de las cervezas de Solo Artesanas :: @soloartesanas

PASTELERÍAS SELVI

Una de las pastelerías más populares debido a su artesanía es Pastelerías Selvi. Sus trabajadores preparan los productos al día y se arriesgan, de esta forma, a tener excedentes que no pueden utilizar al día siguiente, como contó uValencia Jordi, comercial de Pastelerías Selvi. Jordi recomendó que para saber si un producto es artesano los clientes deben observar que "un cruasán nunca es igual que el otro", ya que los pasteleros, a diferencia de las máquinas, preparan de forma distinta cada elaboración.

El Centro de Investigación y Control de Calidad (CICC) confirmó a uValencia que en España, el Real Decreto 126/2015, de 27 de febrero, no incluye ningún artículo en el que figure la obligación legal de informar al cliente de que el producto que se le ofrece no se ha elaborado en el local. En cambio, otros países europeos como Francia premian los comercios que garantizan que nada de lo que sirven a sus clientes es comida precocinada con el sello Restaurant de Qualité. La Norma del Pan define el término “artesano” como “producto en cuya elaboración ha primado el factor humano frente al mecánico” y es la única regulación existente que obliga a que todos los panes que se describan con esta palabra cumplan con la definición. Sin embargo, la norma afecta únicamente al pan.

Uno de cada cuatro pequeños establecimientos presenta algún tipo de incumplimiento en las revisiones anuales que se realizan a numerosos establecimientos españoles, según la OCU. Existe una falta de transparencia en los datos proporcionados por las inspecciones sanitarias a los establecimientos, ya que los resultados de estas inspecciones no son públicos en España. "Los clientes no preguntan sobre la procedencia de nuestros productos", declaró Jordi. Al contrario, en otros países, como Reino Unido o Dinamarca, la información sobre la fecha de la última inspección y el resultado se proporcionan en el propio establecimiento y se publican en Internet.

Tipo: Noticia
Subtema: Economía
Territorio: Valencia