Usted está aquí: Inicio / Grupo A / La crisis económico-sanitaria hace mella en el sector lotero valenciano
LOTERÍA NACIONAL

La crisis económico-sanitaria hace mella en el sector lotero valenciano

Las administraciones de Lotería Nacional sufren la caída de las ventas y temen no poder salvar la temporada
La crisis económico-sanitaria hace mella en el sector lotero valenciano
Imagen: La administración número 11 durante una jornada de venta de lotería :: MAR VIGUER

18/11/2020 - VALÈNCIALa presentación en directo del anuncio nacional de lotería de navidad el 12 de noviembre marcó el inicio de la cuenta atrás para que los más rezagados compren su décimo del sorteo extraordinario del 22 de diciembre.

El sorteo extraordinario de la lotería de Navidad supone un incentivo al consumo que genera grandes beneficios para las administraciones de lotería. Sin embargo, también se mantienen gracias a otros juegos ordinarios que se celebran el resto del año y que, como en la mayoría de sectores, han percibido una notable bajada de ventas desde que se reactivaron los sorteos

Según ha informado a este medio Ramiro Gómez, vicepresidente de València de la Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Loterías (ANAPAL), las pérdidas podrían rondar entorno al 30%, cifras que también afectarán a la recaudación del Estado en 1.200 millones de euros. Aunque Gómez recuerda que son cifras estimativas.

“Se suele decir que en época de crisis se juega más, pero no es cierto, cuando no hay dinero no hay dinero para nada”- Ramiro Gómez

uValencia ha tratado la problemática con diferentes administraciones valencianas para conocer la situación a la que ha tenido que hacer frente el sector durante la crisis sanitaria. “Sé que en la administración han habido pérdidas”, reconocía Marta Jimeno, trabajadora de la administración Irene nº 9.

Las administraciones reconocen un factor común entre los tipos de clientes perdidos: las asociaciones y grupos sociales. Estos colectivos, compradores clave para las administraciones valencianas, han reducido sus encargos por la dificultad de repartir y compartir los boletos. Desde el Mercat Central de València se ha reconocido que algunos de sus puestos, así como bastantes clientes, han dejado de comprar lotería este año. A pesar de esto, mantienen la tradición de jugar el mismo número, el 82.351.

Entrada lateral al Mercat Central de València, agrupación suministradora de lotería :: MAR VIGUER
Además del descenso de este tipo de clientes, las administraciones también han notado la pérdida del turista nacional que compraba lotería en los lugares a los que se desplazaba; la de los teletrabajadores, que ahora salen menos de sus casas y, sobre todo, la de la gente mayor que tiene miedo al contagio. 

La tendencia hacia lo virtual que se ha establecido durante la pandemia ha obligado a este tradicional sector a adaptar las ventas a plataformas online. “Las loterías que tienen página web son las que van a notar la diferencia y las que no, se van a tener que actualizar a toda prisa”, afirma Rocío Díaz desde la administración Santa Catalina nº 14, quien asegura que les ha permitido mejorar las ventas y llegar a un público más joven.

“Este año era el momento de ayudar, si había un año en que había que acordarse de los loteros era este”- Rocío Díaz

A los daños provocados por las consecuencias de la COVID-19 se les añade la falta de apoyo gubernamental que sufren desde hace varios años. “Mantienen comisiones desde hace más de una década sin subirlas, cuando las ventas están cayendo en picado” explicaba Gómez, y añadía que el Estado debería escuchar las demandas de las administraciones.

Si sueñas, loterías

El anuncio de Lotería Nacional, es uno de los grandes hitos de la cultura navideña española. Este año especialmente duro ha generado expectativas crecientes en torno a su contenido, del que generalmente se espera emoción y sensibilidad, lo que ayuda a estimular el consumo. 

uValencia ha contactado con la otra cara de la moneda: los consumidores de lotería. Los potenciales clientes para el sorteo de 2020 han explicado al diario sus opiniones sobre el vídeo y su vinculación con el mundo de la lotería.

La tendencia más repetida es la de la tradición y la magia que envuelve al sorteo de Navidad. Muchas personas confiesan que compran décimos, generalmente para compartir con familiares y amigos, por la “ilusión y la esperanza” más que por el hecho de que vaya a tocar el premio.

Una curiosidad destacable es la que conlleva la elección del número del boleto. Es una creencia popular que las fechas señaladas están cargadas de buena suerte, como ocurrió en su día con el 155 o la fecha del casamiento del rey, entre otras. Es por eso que no es de extrañar que el número estrella de este año haya sido el 14.320, fecha de la declaración del primer Estado de Alarma. Los números típicos como el 13, el 69 o el 25 siguen manteniendo una posición elevada en el ranking de los más demandados. Otros son más tradicionales y compran el mismo número desde hace décadas: aniversarios de boda, cumpleaños, fechas personales... son las razones principales para la elección del número que les vaya a traer suerte.

 

Tipo: Noticia
Subtema: Otros temas
Territorio: Valencia