Usted está aquí: Inicio / Grupo A / La complejidad del ejercicio periodístico durante la crisis del coronavirus

La complejidad del ejercicio periodístico durante la crisis del coronavirus

La Universitat de València convoca en el XII Congreso de Comunicación Digital de la Comunidad Valenciana a periodistas, universitarios y académicos para examinar el choque del coronavirus en el periodismo digital
La complejidad del ejercicio periodístico durante la crisis del coronavirus
Imagen: Rosana Belenguer, Julia Ruiz, Victor Romero y Sergi Pitarch en la primera mesa del Congreso

Valencia. Ayer se celebró en la Universitat de València el XII Congreso de Comunicación Digital de la Comunidad Valenciana, un espacio en el que se reunieron doce profesionales del periodismo junto a los estudiantes postulantes al oficio con el fin de dar testimonio personal sobre lo sucedido durante la pandemia, que dificultó la práctica habitual y tradicional del empleo periodístico.

 El congreso inició su duodécima edición con la comparecencia de Amparo Ricós, Decana de la facultad de Filologia, Traducción y Comunicación, espacio donde tuvo lugar la convención, María Vicente Mestre, rectora de la Universitat de València, Rosa Pérez, diputada de Cortes Valencianas en el grupo de Unides Podem, Guillermo López, promotor del congreso y Joaquín Martín Cubas, director de la Cátedra PAGODA (Gobierno Abierto, Participación y Open Data) de la Universitat.

Una vez inaugurado el acto, se procedió al turno de la primera mesa redonda, en la que los integrantes  explicaron las múltiples experiencias vividas con relación al periodismo en una situación tan excepcional como la que es la pandemia en la que se vio sumida el mundo hace unos meses, y que perdura tal día como hoy.

Rosana Belenguer Crespo, periodista del periódico Valencia Plaza, fue la que comenzó la ronda de intervenciones y a la vez afirmó que la información existente hasta el momento dio un giro drástico en el mundo de la comunicación, que supuso un cambio total en la práctica periodística. Belenguer manifestó: "ha sido la mayor cobertura informativa en lo que se refiere a tiempo y ha supuesto mucha dificultad porque nuestro sector también estaba confinado, por lo que tuvimos que seguir las ruedas de prensa del gobierno autonómico por streaming".

Además, la periodista certificó la avalancha de visitas producida al inicio de la catástrofe y la importancia que dieron desde su medio a la información de servicios. "Estamos bastante orgullosos de haber dado esa información de servicio y haber contraatacado los bulos que hemos vivido", asintió Belenguer.

Seguidamente, tuvo el turno de palabra Julia Ruiz, perteneciente al periódico Levante-EMV que testificó el fin de las secciones durante la pandemia y la supuesta versatilidad de muchos periodistas, los cuales, según Ruiz, supieron adaptarse y realizar cualquier tipo de información. Ruiz aseguró: "Te obligaba a reinventarte, a ser más creativo y buscar fuentes alternativas a las que habitualmente recurrías". Con ello, profundizó en los matices del poder y dijo que tendía a ser opaco, pues hace años era inaccesible abrirse a los medios y ahora sí que se considera de cierto compromiso social. "Una cosa es el papel y otra la realidad. En el ámbito del gobierno la Generalitat daba la oportunidad de poder preguntar, pero esto no pasaba en el gobierno central", avaló la periodista.

A continuación, tomó riendas en el discurso el periodista Victor Romero, empleado de El Confidencial, el cual explicó la transformación de las redacciones de manera que pasaron a ser telemáticas y proclamó la mejora de eficiencia y productividad de trabajar, a la vez que admitía con pena la deshumanización de la profesión en el sentido del cambio en la tradicional entrevista cara a cara, sustituida por las llamadas telefónicas o vía WhatsApp.

Sergi Pitarch, periodista de El Diario CV y último componente de la mesa redonda, profundizó en la dificultad que había supuesto la experiencia de la pandemia en cuanto a información por motivo de la incredibilidad por parte de la sociedad sobre los medios de comunicación y la compleja transparencia que puede darse en un mundo digitalizado como el actual, en el que plataformas como WhatsApp habían sido una fábrica de difusión de las conocidas fake news.

Se procedió a una ronda de preguntas y a continuación un descanso, que más tarde se volvió retomar con la apertura de una nueva segunda mesa redonda encabezada por Antonio Laguna (UVEG), seguida de Eva Lamarca, (Salvados) y creadora del podcast XRey que sostuvo la pérdida que supuso la pandemia de los elementos fundamentales del oficio como el brillo en la mirada al entrevistado.

María Jesús Espinosa de los Monteros , periodista de PRISA Radio, alegó que las plataformas se estaban audificando y que el podcast tiene su propia semántica, así que lo hacía totalmente moldeable. Con esto, Espinosa quiso destacar los costes más económicos que suponía crear contenido, de manera que nunca había sido tan barato y sencillo tener un estudio de grabación para la edición de los podcast.

Paralelamente, Luis Calero, periodista de Viajeros Cuatro, contó la experiencia que pudo vivir en cuanto al derrumbamiento de su labor diaria, pues la situación de emergencia imposibilitó la realización de viajes por el mundo y para él supuso un momento de escasez profesional, aunque pronto fue remediado con el cambio de rutina productiva y el reportaje esta vez por España para mostrar lo que se estaba viviendo en una circunstancia tan crítica. “Cuando hemos empezado a viajar por España ha habido una conexión especial con el país porque la gente veía su tierra representada”, afianzó Calero.

El fin de la segunda mesa lo protagonizó la experiencia de Raquel Ejerique, de la televisión de À Punt, donde explicó su proceso de adecuación laboral y la diferencia de trabajar en un medio escrito y en uno audiovisual. Ejerique ahondó en las señales que se recibieron desde el principio de la emergencia sanitaria y a las que nadie prestó atención, por lo que luego supuso un problema. “Me gustaría valorar el trabajo de mucha gente que se ha arriesgado y ha arriesgado su salud para cubrir las noticias”, quiso destacar la periodista para finalizar la jornada.

Tras la última delcaración, se abrió una última ronda de preguntas en la que participaron los asistentes a la celebración, la cual dejó claro los tiempos en los que se estaba viviendo y la importancia del cara a cara en el periodismo y que dio por finalizado el congreso.