Usted está aquí: Inicio / Grupo A / La adaptación del periodismo a la nueva normalidad
Crisis del coronavirus

La adaptación del periodismo a la nueva normalidad

Ayer se celebró el XII Congreso de Comunicación Digital en el salón de actos de la Facultad de Filología, Traducción y Comunicación de la Univeristat de València, donde se explicó la situación de la profesión durante la crisis del coronavirus.
La adaptación del periodismo a la nueva normalidad
Imagen: Limpiadora ultima su trabajo previo a la ponencia de la mesa redonda del XII Congreso Digital. Foto: Fausto Rada
Autoría: FAUSTO RADA PLATZ

VALÈNCIAGuillermo López García, doctor en comunicación audiovisual y profesor de periodismo en la Universitat de València (UV), organizó el congreso ‘Periodismo en tiempos de Coronavirus’, en el que se reunieron periodistas de renombre y alumnos de la universidad con el objetivo de compartir y conocer experiencias relacionadas del oficio durante el confinamiento. Para ello, se organizaron distintas mesas redondas con la intervención de un moderador y cuatro profesionales.

Cabe destacar la aparición de individuos relacionados estrechamente con la Universitat de València. A las 9:30 de la mañana, la rectora de la universidad, María Vicente Mestre, dio la bienvenida al congreso y felicitó a alumnos y profesorado por poder adaptarse rápidamente a la docencia en línea. Joaquín Martín Cubas, director de Cátedra Pagoda, justificó la importancia del periodismo para el desarrollo de la sociedad, y añadió que la Covid-19 ha tensionado “las costuras” del tratamiento de la información y su difusión.

Por su parte, la decana de la facultad, Amparo Ricós, declaró que los medios han sido fundamentales durante el encierro, ya que fueron la única ventana que tenía la ciudadanía para mostrar la realidad. En el cierre del acto de inauguración, tomó la palabra Rosa Pérez Garijo, la consellera de Participación, Trasparencia, Cooperación y Calidad democrática, e indicó que la información veraz es un derecho fundamental y no se tiene que dejar mover por ningún político. “Las mentiras nos hace esclavos y dóciles”, concluyó Pérez Garijo. 

Foto público 

A las 10:00 de la mañana, tras la apertura del congreso, Antonio Laguna Platero, profesor de la UV, dio comienzo a la primera mesa redonda sobre la trasparencia y veracidad de los datos durante la pandemia desde el punto de vista de cuatro periodistas valencianos. El profesor planteó qué sucedió aquel 13 de marzo en el que se decretó el estado de alarma en todo el país, cuando les dijeron que no era más que un “simple” resfriado.

Rosana Berenguer, periodista de Valenciaplaza, subrayó que el punto de inflexión para los valencianos fue el momento en que se cancelaron las fallas. Además, añadió que durante la pandemia se ha formado la mayor cobertura informativa en cuanto a tiempo. “El gobierno debería haberse puesto en el lado del periodista”, comentó Berenguer, al hablar de la incertidumbre que vivieron los periodistas por la variación de datos de contagiado y fallecidos por el coronavirus.

 Julia Ruiz, periodista de Levante-EMV, indicó que la pandemia ha hecho demostrar la versatilidad de los periodistas que estaban especializados en un tema. Asimismo, criticó la falta de trasparencia en la administración central por la existencia de un grupo de periodistas cerrado. Víctor Romero, de El Confidencial, recalcó que la redacción de su periódico sigue siendo “virtual” tras levantarse el confinamiento y que cree que este modelo se mantendrá en la competencia. Igualmente, confesó la dificultad para el periodista por el hecho de que el periódico le demandaba notica en todo momento.

 Sergi Pitarch, de El Diario, demandó la falta de trasparencia del gobierno, debido a que se pudo conocer el número exacto de mascarillas de las que se disponía tras una demanda del sindicato de médicos. Al igual que Romero, opinó que los medios de comunicación venderán los edificios en los que se alojan y se trasladarán a pequeñas redacciones con el objetivo de compaginar con el teletrabajo.

 Tras la intervención de los cuatro periodistas, se abrió un turno de preguntas en los que se destacó la política de cobro de los periódicos en su versión digital y la ética en las fotografías publicadas durante el confinamiento. Después de ello, se produjo un descanso en el que los ponentes y el alumnado salieron del salón.

 Foto recurso

A las 12:15 comenzó la segunda mesa redonda presidida por el profesor de la UV Enrique Borderia Ortiz en la que se trataron los contenidos audiovisuales para un público confinado. María Jesús Espinosa de los Monteros, de Pódium Podcast/PRISA Radio, se centró en la irrupción de los podcasts. En adición, dijo que se debe a el bajo presupuesto que se necesita para abrir uno y a la conciencia de grupo que consigue crear.

 A continuación, la periodista de Salvados y XRey, Eva Lamarca, vio necesaria crear una “terapia de grupo” con los espectadores, ya que su programa con Jordi Évole se emitía los domingos por la noche. Su objetivo era el de crear una conversación global con distintas personalidades con el fin de poder ver distintos puntos de vista acerca de la situación. La periodista señaló la dificultad de la labor, pues no se podía ver cara a cara con los entrevistados.

 Luis Calero, de Viajeros Cuatro, indicó que ha habido una pérdida de la calidad en la imagen y cree complicado que se vuelva a recuperar. Además, señaló la creación de una brecha mucho mayor entre la televisión y las plataformas digitales. Raquel Ejerique, de À Punt, recalcó que las fuentes oficiales no fueron lo suficientemente fiables y ello creó un clima de incertidumbre en la sociedad. Asimismo, reprochó que durante la pandemia los jefes de gobierno han tenido a los medios a su servicio y no siempre se deben abrir micrófonos sin contexto periodístico.

 Después de la comparecencia, se permitió un turno de debate en el que se defendió la importancia todavía duradera de la televisión, la importancia de ver personalmente a las fuentes informativas para contrarrestar su información y la caducidad de las redes sociales. Tras ello, a las 14:00 concluyó la primera parte del Congreso Digital con el aplauso generalizado del público en la sala.