Usted está aquí: Inicio / Grupo A / Expertos en criminalística no logran encontrar el hueso hioides en el supuesto cadáver de Manuela Chavero

Expertos en criminalística no logran encontrar el hueso hioides en el supuesto cadáver de Manuela Chavero

El hueso hioides es clave en la investigación, ya que podría determinar si Manuela Chavero, desaparecida en 2016, fue finalmente estrangulada
Expertos en criminalística no logran encontrar el hueso hioides en el supuesto cadáver de Manuela Chavero
Imagen: Efectivos de la Guardia Civil, en la finca del detenido. (EFE)

Valencia. Los restos óseos hallados en la finca propiedad de Eugenio Delgado, asesino confeso de Chavero, en Monesterio (Badajoz) no concuerdan con el relato que este dio a la policía el día de su detención. Uno de los elementos más sospechosos que se han observado es la ausencia del hioides, situado entre la laringe y la mandíbula.

Según la versión del acusado, Manuela Chavero fue a su casa a recoger una cuna que le había prestado años atrás. Al ver que esta estaba en mal estado se enzarzaron en una discusión. Fue entonces cuando Chavero resbaló en el pasillo y se dio un golpe en la cabeza, lo que provocó su muerte. Delgado, según él mismo relató a la policía, se puso muy nervioso y decidió enterrar el cuerpo de la mujer en una finca de su propiedad, a las afueras del municipio.

Tras estas declaraciones, la Guardia Civil se dirigió a la finca para buscar el supuesto cadáver y en el punto donde Delgado les había indicado encontraron restos óseos. Todo apunta, a falta de confirmación, que pertenecen a Manuela Chavero.

Sin embargo, hay muchos aspectos en sus declaraciones que no concuerdan con lo encontrado en la finca. En primer lugar, el cadáver estaba desnudo y envuelto en una toalla. Delgado ha declarado que le quitó la ropa para posteriormente quemarla. Además, el cráneo encontrado no presenta ningún golpe ni fractura.

Otro hecho que pone en duda la veracidad del relato de Delgado es la ausencia de la vértebra C1 (que une la columna vertebral y el cráneo) y del hueso hioides que podría demostrar si la víctima fue estrangulada.

Los investigadores sospechan que el móvil del asesinato fue sexual, lo que justificaría que el cadáver fuera hallado sin ropa, y también la desaparición de la vértebra y el hueso hioides. No obstante, a día de hoy resulta casi imposible demostrarlo debido al tiempo transcurrido.

Eugenio Delgado, que se encuentra en prisión provisional comunicada y sin fianza, sigue manteniendo su versión inicial de los hechos.

Tipo: Noticia
Subtema: Sociedad
Territorio: España
archivado en: