Usted está aquí: Inicio / Grupo A / Las protestas en contra de las limitaciones al aborto provocan una mayor fragmentación del pueblo polaco
EL ABORTO EN POLONIA

Las protestas en contra de las limitaciones al aborto provocan una mayor fragmentación del pueblo polaco

La resolución del Tribunal Constitucional prohíbe abortar en caso de malformaciones en el feto y aviva las diferencias entre los polacos
Las protestas en contra de las limitaciones al aborto provocan una mayor fragmentación del pueblo polaco
Imagen: Manifestantes contra la reforma de la ley del aborto :: Aleksander Twardowski

VALENCIA. En la última semana el conflicto entre provida y proelección se ha intensificado con la sentencia del 22 de octubre del Tribunal Constitucional de Polonia. Las tres excepciones que permitían abortar eran en caso de violación o incesto, riesgo de muerte o daños irreversibles en la mujer, y malformaciones o enfermedades en el feto. Esta última, ahora revocada,  fue la causa de la gran mayoría de abortos legales en 2019 según datos del Ministerio de Sanidad de Polonia.

Desde la resolución, las calles se han inundado día tras día de manifestantes que consideran esta medida una vulneración de los derechos humanos. Marcin Terlik, periodista polaco de Onet Wiadomości, asegura que aunque el movimiento es más fuerte en las ciudades, se ha extrapolado a los pequeños pueblos e incluso a algunas aldeas. “Estamos siendo testigos de un movimiento absolutamente excepcional en la reciente historia polaca desde 1989. Nunca antes se había respirado tal sentimiento revolucionario”, declara a uValencia.

"Estamos siendo testigos de un movimiento absolutamente excepcional en la reciente historia polaca desde 1989. Nunca antes se había respirado tal sentimiento revolucionario"

Este clima ha sembrado un notable malestar en el país, así lo cuenta Anna San Mateo, estudiante valenciana de Erasmus en Polonia: “Ahora mismo el ambiente está muy tenso. La gente está realmente indignada”. El desazón ha llevado a los manifestantes a lanzarse contra la Iglesia, incluso se ha llegado a irrumpir en las misas. Un ataque que ha puesto más a la defensiva a los provida; es el caso del sacerdote Czesław Piela de la Iglesia del Rosario, parroquia polaca en Valencia: “Son grupos que quieren atacar directamente al gobierno para que este contraataque, [...] es para llamar la atención. Quieren que consideren a Polonia un país atrasado sin un gobierno fuerte”, sentencia a este medio

Por el momento, la modificación de la ley seguirá adelante. Marcin Terlik cree que supone un problema para el partido que gobierna así como para la oposición pues no está en sus manos, esa decisión pertenece al Tribunal Constitucional. El periodista cuenta a uValencia: “Los manifestantes aquí dicen: ‘Nos da igual que la Constitución no os deje anular la reforma, al gobierno siempre se le ha dado bien saltarse la ley, así que encontrad la manera’”.

A pesar de todo, los manifestantes continuarán luchando por sus derechos. Han creado, además, un movimiento no solo físico sino también virtual con campañas que pueden seguirse a través de sus hashtags: #pieklokobiet (#infiernodemujeres) y #strajkkobiet (#huelgademujeres).

 

EL APOYO VALENCIANO

Por su parte, asociaciones valencianas se han solidarizado con la causa. Es el caso por ejemplo de Amnistía Internacional Valencia y Amnistía Internacional España, que han lanzado una recogida de firmas para “solicitar al presidente de Polonia y a los miembros del Parlamento que rechacen añadir más restricciones a la ley del aborto”. 

Sin embargo, la movilización no solo viene dada por entidades de esta índole sino también por la iniciativa de los propios ciudadanos que han convocado una protesta simbólica, así lo cuenta Margareta Sobczak, polaca residente en Valencia. “Vi el post de una chica en Facebook que proponía una concentración para mostrar apoyo a las mujeres de Polonia, por eso contacté con la Coordinadora Feminista de Valencia para llevar el proyecto a cabo. Fue algo pequeño y corto, pero fue simbólico. Yo misma he colgado un nuevo post de Facebook para volvernos a concentrar”, relata a uValencia.

Imagen: Protesta simbólica en Valencia :: Margareta Sobczak

Instagram lukaszcynalewski
Instagram   lukaszcynalewski
Instagram vegan fox
Instagram   vegan fox
Instagram piotr tolloczko
Instagram   piotr tolloczko
Instagram oliwiasipczynska
Instagram   oliwiasipczynska
Instagram hello pietraszewska
Instagram   hello pietraszewska
Instagram pelka be
Instagram   pelka be