Usted está aquí: Inicio / Grupo A / 600 años de caridad invictos por la pandemia

600 años de caridad invictos por la pandemia

La labor del primer hospital psiquiátrico del mundo continúa su obra social durante la campaña navideña de la mano de los Seguidores de la Virgen
600 años de caridad invictos por la pandemia
Imagen: La Hermandad de Seguidores de la Virgen durante la recogida de alimentos y donaciones para la caridad en la iglesia de la Escolanía

VALÈNCIA. 23/12/2020. Mascarillas, geles hidroalcohólicos antes de las hostias consagradas o dar la paz desde la distancia, son algunos de los cambios que se han adaptado tras la pandemia durante las misas. Sin embargo, la labor social de algunas ONG y fundaciones, como es el caso de MAIDES (Mare de Déu dels Innocents i Desamparats) continúan operando esta Navidad, al ser un año en el que la compañía y la solidaridad, aunque desde la distancia, se necesitan más que nunca.

Jose Luís Albiach: Esta obra social depende de nosotros, además nos encargamos de acercar a la Virgen a las personas de pueblos y acompañarla, somos seguidores.
 

El pasado domingo 20 de diciembre, la Hermandad de Seguidores de la Virgen, estuvo presente en la tradicional misa de Navidad oficiada en la Iglesia de la Escolanía. Se organizó una recogida de alimentos, productos básicos y donativos dirigidos a la fundación. La obra social Maides, donde opera la hermandad, está dirigida principalmente a la atención a personas con enfermedades mentales graves, además de su progresiva integración en la sociedad, para que puedan vivir en un entorno con cierta independencia y autonomía.

 

El presidente de la hermandad, Jose Luís Albiach, señalaba la importancia de la participación de los Seguidores de la Virgen en estas causas sociales, debido a los actos multitudinarios que se organizan todos los años y la cantidad de personas que acuden a ellos. "La obra social, a pesar de la pandemia, sigue funcionando, pero no tenemos los mismos fondos económicos que otros años. Estamos sacándolo de donde podemos; de aportaciones personales, ayudas ...de todo lo que se puede", declaraba el presidente para este medio.                                                                                       

 Alimentos y productos recogidos :: Alejandra Adelantado       

 

El Hospital de Ignoscents, Folls e Orats de València: el primer hospital psiquiátrico del mundo

Esta obra social está vigente desde hace más de 600 años, cuando València tuvo el primer hospital del mundo dedicado a la atención de enfermos mentales.  El padre Joan Gilabert Jofré se dirigía el 24 de febrero de 1409 a la Catedral de València para realizar el sermón del domingo de Cuaresma, cuando de camino presenció cómo un grupo de muchachos apedreaba a un enfermo mental. Le protegió y se lo llevó para curar sus heridas. En su homilía, acabó diciendo: «En la presente ciudad hay mucha obra pía y de gran caridad y sustentación, pero aún falta una, que es de gran necesidad, un «hospital» o casa donde estas personas sean acogidas»

Jofré pertenecía a una orden que se dedicaba a asistir y rescatar a los cristianos cautivos en la guerra de reconquista frente a los musulmanes, por lo que conocía los adelantados tratamientos que se aplicaban a los enfermos mentales en el mundo islámico, mientas que en el cristiano eran considerados endemoniados.

El hospital  se inauguró en junio de 1410 y estaba situado en la actual calle de Guillem de Castro. A partir de 1422 se asistía a niños abandonados y protegía y atendía a mujeres prostitutas. En el sanatorio se colocó una imagen de la Virgen que se convertiría en la Mare de Déu dels Folls, Inocents i Desamparats, la última denominación que la hizo convertirse en la Patrona de València y de sus tres provincias.

                             

Óleo de Joaquín Sorolla (1879) expuesto en el Palau de la Generalitat 


Siguiendo con la tradición, actualmente continúa la labor de la fundación Maides, donde se realizan las mismas obras de caridad que en su inicio. La más importante es la atención integral a personas con enfermedad mental crónica a través de dos programas; uno de rehabilitación psico-social y personal, en dos viviendas tuteladas con atención las 24 horas del día, y el segundo de acompañamiento domiciliario para quienes han recibido el alta terapéutica y deciden seguir ayudadas por la fundación. 

A la espera de que concluya el año, y con la reciente noticia del aplazamiento de las fallas, los Seguidores ven con resignación el avance de la pandemia durante los próximos meses, lo que hace peligrar la posibilidad de organizar también los actos el año que viene. Laura Albiach, miembro de la junta directiva relataba la dificultad de organizar este tipo de actos al ser todos ellos multitudinarios y ser imposible controlar a la gente. 

"Si no se puede realizar ningún acto como el besamanos, que es impensable, la recaudación se verá muy afectada. Al final repercute en esa labor que llevamos 600 años realizando, ayudando a las obras sociales valencianas. No existe esta recaudación y estamos sobreviviendo de aportaciones privadas, la lotería que organizamos y de la paraeta que se monta todos los domingos en la plaza de la Virgen destinado a Maides" puntualizó Albiach.

 Puesto de venta y recogida para Maides:: Alejandra A.

Actualmente la fundación Maides ayuda a un total de 80 personas con enfermedades mentales distribuidas entre el programa de viviendas tuteladas y el de acompañamiento domiciliario, y cuenta además, con programas de formación para los voluntarios. Se atiende también a la lactancia diaria de más de 50 bebés acogidos en Provida Valencia, se costea una comida al mes en la Casa de la Caridad y a través de la ayuda económica en Villa Teresita se ocupan de la reinserción de mujeres víctimas de trata o que quieren salir de la prostitución. 

El último acto en el que salió Virgen junto a sus seguidores fue en la madrugada del domingo 26 de julio en la playa de Canet d’ En Berenguer, donde tras embarcar en el Club Náutico, fue por la costa hasta entrar a la playa desde el mar. Esta ubicación permitió la realización el evento al estar organizada por parcelas delimitadas y solicitadas previamente.

El Presidente de la Cofradía de la Virgen de los Desamparados de Navajas y miembro de la hermandad, Jaime Aviñó, en nombre de los representantes de las distintas localidades valencianas donde se lleva a la Virgen durante las fiestas, declaró a uValencia el cambio que ha supuesto este año la ausencia de este tipo de festejos en los pueblos, además de lo que significa para los valencianos.

Jaime Aviñó: "La Virgen es la fe de todos los valencianos y de la mayoría de españoles".

"En estos meses de pandemia, estando en la Basílica haciendo el voluntariado, controlando el aforo y que la gente llevara la mascarilla y se pusieran el gel... que la gente tenía amor hacia la Virgen ya se sabía, pero se ha notado muchísimo más. Han venido a pedir por todos sus enfermos que que han cogido el Covid, ha sido un año especial", expresó Aviñó, a lo que añadió que la Virgen es de los valencianos y que van a visitarla personas de todas las ideologías por igual.